La bestia de Gévaudan ¡El devorador de hombres y niños!

La bestia de gevaudan

La bestia del Gévaudan es el nombre por el que se conoce a un suceso ocurrido a mediados del siglo XVIII, que consistió en una serie de ataques, cuyas víctimas aparecían con la garganta desgarrada. Estos ataques fueron atribuidos a animales, enviados de dios… e incluso a un Hombre – Lobo, y finalmente todos los sospechosos quedaron englobados bajo este misterioso nombre de la bestia de Gévaudan, pero… ¿Qué pasó en realidad?

Terror en Francia

Año 1764. El país se recupera de la inversión y las vidas perdidas en la guerra de los siete años, pero al sur, en la región de Gévaudan, tienen otras preocupaciones. Se han reportado varios ataques de una bestia desconocida que han dejado algunos heridos, y finalmente ocurre lo inevitable: una niña, de catorce años, aparece muerta en el pueblo de Hubacs. Tiene multitud de arañazos y el cuello completamente desgarrado. Pocas semanas después, la desgracia se repite, y otra niña de también catorce años aparece muerta con las mismas heridas. En los días posteriores, el ritmo de muertos aumenta, y comienza a hablarse de la bestia de Gévaudan.

A la caza de la bestia

Los acontecimientos generan tanta preocupación, y alcanza una envergadura tal, que las fuerzas armadas de la época se implican de lleno, y se organizan enormes batidas en las que también participan campesinos armados. Se topan con la bestia de Gévaudan en diversas ocasiones, pero esta siempre logra escapar, a pesar de recibir varios disparos. Finalmente consiguen matar a un enorme lobo de 130 libras, y creen que por fin han derrotado al monstruo… pero tras una breve pausa, los ataques vuelven a sucederse.

Sigue pasando el tiempo, las víctimas disminuyen porque nadie se atreve a salir solo, y los hombres armados continúan buscando a la bestia. Pero en la primavera de 1767 los ataques del monstruo aumentan de nuevo hasta que por fin, el Marqués de Apcher consigue abatirla. El cadáver es trasladado hasta la corte del rey, a donde llega en un avanzado estado de descomposición, y allí se concluye que se trataba de un lobo de enorme tamaño. Tres años después del primer ataque, tras innumerables batidas de caza, unos doscientos ataques y más de cien víctimas mortales registradas, la bestia de Gévaudan muere.

Un lobo muy particular

Los hechos son los que son, y están perfectamente documentados, puede buscar la información completa fácilmente. Pero las teorías… ante un suceso como este, es normal que haya diferentes opiniones sobre lo que realmente sucedió.

En la época tuvo especial aceptación la teoría de que se trataba de una criatura enviada por Dios para castigarlos, defendida por el mismísimo Obispo de Mende, que llamaba a sus fieles a la oración y la penitencia para aplacar los instintos de la bestia. Más tarde, con la incorporación al imaginario colectivo de seres como los vampiros y los hombres – lobo, no faltan aquellos que, evidentemente, defienden que se trataba de un hombre – lobo. Y en la época del predominio de lo psicológico, no puede faltar tampoco la teoría de que la bestia de Gévaudan era, en realidad, un asesino en serie.

Lo único cierto es que en la época todos se referían a él como una bestia, a pesar de que es una región en la que abundan los lobos, y también los hombres, así que conocen bien a ambos. Cabría esperar de los supervivientes que, si se trataba de un asesino en serie, hubieran dicho que era un hombre, y si por el contrario era un lobo, lo hubieran dejado claro también. Las ilustraciones de la época lo muestran como una especie de mezcla entre hiena y lobo, con una larga cola y un cráneo ciertamente extraño, y un frontal más pronunciado de lo normal. Desde luego, no parece tampoco un hombre – lobo. Y me cuesta imaginar que lo hubiera enviado Dios. Tal vez, simplemente, fuera otra cosa. Algo que aún desconocemos, y que quizá nunca sepamos, porque ya no existe.

Investiga y saca tus propias conclusiones.

Jorge Ramos

Jorge Ramos es un escritor palentino que se dedica a impartir talleres de escritura creativa. Ante la pregunta de ¿por qué siempre llegan al poder los peores de entre nosotros? comenzó a investigar y terminó adentrándose en el mundo del misterio. Entre otros títulos, es el autor de Las tres vidas de Nadie.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.